En los años que tengo como corredor y consultor inmobiliario, he conocido a muchas personas que deciden invertir en el negocio de los bienes raíces sin ser expertos en el tema. Si es tu caso, no te preocupes, invierte sin miedo.

 

La mayoría de esas personas han comprado propiedades inmobiliarias y ya están gozando de las excelentes ganancias de este negocio.

 

Solo te pido que leas a continuación lo que debes saber antes de invertir en bienes raíces.

 

Lo que debes saber sobre bienes inmuebles

 

 

Si vas a comprar un inmueble por negocio, no lo elijas basado en gustos personales. Debes ver el bien inmueble con una visión más pragmática, pensando siempre en el tamaño del mercado de los usuarios finales y en el retorno de inversión.

 

 

La respuesta depende de tu plan de inversión, del monto, y del plazo en que desees recuperar tu dinero. Yo te recomiendo invertir en una propiedad que te entregue la doble ganancia inmobiliaria: renta y plusvalía.

 

Un buen ejemplo de esto, es un departamento que puedas rentar para recibir un ingreso mensual. Este con el tiempo te otorgará también una ganancia producto de la plusvalía.

 

Asimismo puedes invertir en un terreno, que es una buena opción, pero generalmente solo te otorga plusvalía y en muy pocas ocasiones se puede rentar. Existen también otras alternativas, cualquiera que te dé la doble ganancia inmobiliarias es una buena opción.

 

 

Debes invertir en inmuebles que se ubiquen en ciudades o zonas con mercados inmobiliarios en crecimiento. Para identificar un mercado inmobiliario en crecimiento debes poner atención en la infraestructura ya existente o buscar que se encuentre en construcción. El dinamismo económico y el crecimiento poblacional son también muy importantes.

 

  • ¿Cómo analizar la propiedad que debo comprar?

 

Una vez que hayas decidido el tipo de inmueble que en que vas a invertir y la zona o ciudad en que este se debe ubicar, sigue elegir el desarrollo inmobiliario.

 

Para elegirlo, debes analizar tres características del proyecto para invertir.

 

  1. El área vendible o privada. Su distribución, sus acabados, la iluminación, los metros cuadrados, el diseño, etc.
  2. Las amenidades, equipamiento y calidad del edificio o desarrollo donde se encuentra la propiedad. Suman mucho al precio de renta los inmuebles con amenidades como alberca, gimnasio o un salón de usos múltiples.
  3. Las medidas de seguridad como el control de acceso, cámaras de video, aplicaciones móviles y otras.
  4. La experiencia y el prestigio del desarrollador. Busca proyectos inmobiliarios con el respaldo de un desarrollador confiable, que dé certidumbre a tu inversión.

 

 

Para invertir inmuebles, siempre es un buen momento. Pero sin duda, yo te recomiendo comprar en preventa.

 

Es el momento en que obtendrás el mejor precio y podrás tener la ganancia de la plusvalía acelerada. Me refiero al alto incremento en el precio de un inmueble en los pocos meses que pasan del proyecto en maqueta al proyecto ya consolidado.

 

Por último, te recomiendo consultar a un experto. En los mejores desarrollos inmobiliarios, generalmente están también los mejores asesores del tema.

 

Nueva llamada a la acción