¿Cuáles son los diferentes tipos de bienes inmuebles? ¿Cuál es la mejor opción para invertir?

 

Si ya decidiste invertir en bienes raíces, ahora debes conocer y analizar los diferentes tipos de propiedades inmobiliarias que existen. Son muchas las opciones, tienes que encontrar la que mejor se adapte a tus posibilidades y objetivos.

 

Si tu objetivo es invertir en una propiedad que te dé flujo (con el que la propiedad puede pagarse sola) y una ganancia importante por plusvalía, la mejor opción es un departamento.

 

¿Por qué invertir en un departamento es la mejor opción?

 


Demanda.

 

Los departamentos son cada día mas solicitados para renta por distintas razones:


  • Ubicación. Que suele ser más cercana a los lugares de las actividades cotidianas como la oficina o escuela y sitios de entretenimiento como los centros comerciales.
  • Seguridad. Los edificios de departamentos cuentan con entradas centrales, vigilancia permanente, sistemas de alta tecnología, además del hecho de estar rodeado de vecinos y todo esto las 24 horas del día.
  • Amenidades. Además de beneficiarse del uso del departamento, los inquilinos gozan de las áreas comunes como gimnasio, alberca, salón es de usos múltiples, etc.

ROI.

 

La alta demanda de departamentos ha provocado que los precios de renta suban a un ritmo mucho mas alto que el de las casas. Por tal motivo, el Retorno de Inversión es también mas alto para  los departamentos.


Costos de mantenimiento.

 

Los desarrollos verticales generan un costo de mantenimiento que cobrarás en la renta, misma que cubre los gastos de las áreas comunes y amenidades, de tal manera que solo deberás preocuparte por el interior de tu departamento.


Precio.

 

El precio de un departamento puede ser mucho menor que el de una casa, sobre todo cuando compras en preventa. Al comparar el precio de uno y otro, no te bases solo en metros cuadrados, pues la ubicación y las amenidades suman mucho al valor de los departamentos.


Inversión en otro tipo de inmuebles.

 

Casas.

 

Sin duda también son una buena opción. Sobre todo para rentar a familias mas grandes y que buscan espacios para mascotas. Toma en cuenta que los costos de mantenimiento son mas altos y por el número de habitantes, el deterioro puede ser mayor al de un departamento.

 

Terrenos.

 

Existen terrenos residenciales en fraccionamientos o aquellos con vocación comercial, industrial, agrícola, campestres, etc. Cada una de estas opciones tienen sus matices y, como toda inversión inmobiliaria, el éxito de invertir en ellos depende de la ubicación y el precio de compra. Ademas, pueden darte excelentes ganancias después de algunos años; pero en el corto plazo no dan flujo porque no los puedes rentar.


Locales comerciales y oficinas.


Esta es otra buena opción para invertir en bienes raíces. Una de sus ventajas son los contratos de renta de largo plazo. Las desventajas son, en el caso de los locales comerciales, el riesgo de sobre oferta en las principales ciudades del país; y en el caso de las oficinas que, salvo la Ciudad de México, la demanda sigue siendo muy baja con respecto a otros productos inmobiliarios.


Naves industriales y bodegas.


Igual que con los locales y oficinas, los contratos de renta pueden ser multianuales. Pero las inversiones son mucho mas altas.


Es necesario considerar la ubicación de las mismas. Por ejemplo, saber si se encuentran dentro de un parque industrial o cerca de una zona industrial, ayuda a determinar la rentabilidad. Además, si cuentan con sistemas de rentas por parte del mismo parque, facilitará la administración de la propiedad.


La decisión del tipo de inmueble en que inviertas es muy personal; es cuestión de que veas cuál  es la mejor opción para tus objetivos considerando rendimientos, plusvalía, demanda de compra-venta y renta, macro proyecto, entre otros.


Asesorarte  con expertos desarrolladores inmobiliarios como Grupo VEQ puede proporcionarte, a demás de orientación en tu inversión, una gran variedad de desarrollos que se adapten a tus intereses.

 

CTA cita