El gran valor de los bienes raíces reside en ciertas características concretas de los mismos: seguridad, amenidades, áreas verdes y un entorno agradable.

 

Por eso mismo siempre es importante considerar la plusvalía al comprar un bien inmueble y los factores que la afectan como la ubicación y la rentabilidad del macroproyecto. Si la plusvalía llega a aumentar o debilitarse afectará directamente tu inversión.

 

Hoy en día existen proyectos de arquitectura mixta en ciudades como Guadalajara, León, Nuevo Vallarta o Tulum, con crecimiento en la economía y población o visitantes y que ofrecen diferentes alternativas de inversión tanto en departamentos, condominios y locales comerciales para negocios. Invertir en un desarrollo inmobiliario con estas características asegura un excelente retorno de inversión por su plusvalía.

 

¿Cómo sacar el mejor provecho de tu propiedad?

 

El siguiente paso en inversiones inmobiliarias, después de elegir una propiedad que tenga todos los atributos para tener una alta plusvalía, sería sacar el mayor provecho de este inmueble, ¿pero cómo?

 

La respuesta es la renta. En términos generales, el rentar tu propiedad te permitirá obtener un ingreso pasivo mensualmente. Mientras se lleve una correcta administración del inmueble y se cuiden tanto los intereses del dueño como la comodidad del inquilino; la rentabilidad del inmueble está garantizada.

 

¿Cómo funciona el ROI?

 

El rentar tu propiedad te ofrece un retorno de la inversión (ROI) a través de los rendimientos generados. Este porcentaje se calcula con la siguiente fórmula:

 

(Ingreso por alquiler anual - Gastos de mantenimiento anual) / Costo de la propiedad x 100

 

El porcentaje también varía con base en el tipo de propiedad (si es de 1, 2 ó 3 habitaciones), concepto inmobiliario, estimaciones de ocupación y tasas actuales que pueden variar en función de las fluctuaciones en el mercado. Por eso, como lo mencionamos antes, el elegir la propiedad adecuada es fundamental.

 

Otras razones para poner tu propiedad en renta

 

No todos los propietarios saben que además del retorno de inversión existen varios puntos a favor de poner su inmueble en renta. Algunos de estos son:

 

  • Al poner tu propiedad en renta esta se encuentra en mantenimiento constante, por lo tanto mantiene su plusvalía y estructura.  

 

  • Se puede tener flexibilidad en el uso del inmueble. Tú decides que tan largo o corto quieres que sea el periodo de renta. (Esto es muy conveniente en propiedades en zonas turísticas o de negocios)

 

  • Te puedes permitir el uso de la propiedad por cortos períodos de tiempo. Si tu elección fue un inmueble en un lugar vacacional puedes rentarlo en ciertas épocas del año y disfrutarlo en otras.

 

  • Puedes elegir el costo de renta. Esto considerando el mercado y que hayas elegido un inmueble con las características para ser rentable.

 

  • Puede escoger a tus inquilinos. En el caso de locales comerciales puedes elegir el tipo de negocio con el que deseas tratar.

 

  • Los gastos que se generen en cuanto a mantenimiento del inmueble pueden ser compartidos. Esto debido a que normalmente los servicios (como luz, agua, gas, etc.) corren por cuenta del inquilino y los gastos por desperfectos corren por cuenta del propietario; de acuerdo a lo estipulado en el contrato de renta.

 

  • Cuentas con la opción de amueblar y añadir amenidades a tu gusto. La renta de inmuebles amueblados o con amenidades (WiFi, TV por Cable, telefonía, etc.) incrementan el valor de la renta (e incluso la venta) pues ofrecen un plus del cual puedes obtener jugosos rendimientos.

 

Conoce cómo optimizar tus rendimientos al adquirir una propiedad en alguno de los desarrollos que Grupo VEQ tiene para tí. Ya sea en la playa o en la ciudad, comienza a construir tus sueños con nosotros.  

 

Agenda una cita para proporcionarte más información.

 

CTA cita